miércoles, 28 de febrero de 2007

Pulir la lente

N unca se me ha dado bien el mantenimiento de las màquinas y otros ingenios diablóricos, de manera inconsciente tiendo a pensar que son autosuficientes, que se autoreparan y revisan solos, las desatiendo y tan sólo me sirvo de ellos, evidentemente esto no lo hago con las personas ni las plantas a las que cuido con esmero y cariño, de mascotas no digo nada porque un pez callejero que tuvimos ......

Intento no actualizar jamás mi ordenador del trabajo, a no ser que me lo pida a gritos abriendo cada minuto una ventana en la que me suplica que necesita actualización, dandóme la opción de "ahora" o mas "tarde", siendo esta última la preferida las mas de las veces.

He llegado incluso a pactar con los virus que aterrizan en mi ordenador, yo les dejo vivir si ellos me dejan vivir, es tan complejo sacarlos que prefiero aprender a convivir en armonía, gastan un poco de CPU y de memoria pero en general dan poco la lata.

Sólo una vez me deshice de uno que se pasó de la raya, convirtió mi ordenador en un casino tipo "lasVegas" desde donde por internet se apostaba y jugaba al Black Jack, la ruleta y al sieteymedio, no es que me importase que el escritorio estuviese lleno de lucetitas tipo Casino, pero no lo tengo tan claro con mi jefa que de vez en cuando se asoma a mi pantalla.

El caso es que lo exterminé, debió de servir de ejemplo a los demás , porque ahora convivo desde hace un año con uno que no me ha dado ningún problema grave, bueno un día me borró la agenda de correo, pero me costó menos tiempo recuperarla que realizar la serie de tareas que implicaban fumigarlo.
Todo hay que decir que los ordenadores de casa, relucen como el sol, de lo limpitos y sanotes que están, gracias a que mi santo es lo opuesto a mí, por eso de que los polos opuestos se atraen, digo yo.

Cuando hace dos domingos salí a triturar kilómetros con mis amigas, no imaginé como iba a pagar esa desidia mía con el mantenimiento, tengo que decir que desde que tengo esta bici, hace mas de un año, la he limpiado una vez y le cambié dos pinchazos, por imperativo legal, porque cuesta mucho rodar con dos pinchazos.

Ya hacia tiempo que al frenar notaba un ruido raro, como de rascar hierro, pero como frenaba pues ni caso.
Esta vez tocaba hacer menos kilómetros, unos 70, pero subir un puerto, El FArell en Caldes , el problema vino al bajar,!!! que ruido hacían mis frenos!!!! ..!!!que miedoooooo! ...!!!!que espantooooo!, un sudor frió me bajaba por la frente, cada dos curvas me paraba, ya me veía yo sin dientes y sin cara....María, experimentada ciclista, cambió su rueda nueva por la mía , parece ser que el problema era doble , frenos y rueda y la mía estaba torcida, conseguimos llegar abajo en más tiempo del que tardamos en subir , con su rueda nueva casi tan rallada como la mía, para mí vergüenza, y yo con una taquicardia de órdago.

Pensé en lo importante que es el mantenimiento de los faros, las personas encargadas de los mismos los fareros, tienen que ser gente muy habilidosa en muchos aspectos, pues las tareas de mantenimiento son muchas y de diversa índole, hay que pulir la lente y limpiarla con frecuencia, verificar las luces, el generador, la radio, la maquinaria, pintar la torre...y como suelen vivir en sitios aislados les toca hacer desde carpinteros a electricistas.
Además suelen repartirse las tareas entre dos o mas personas, ya que estas ocupan todo el día, y por eso es importante que entre ellos haya paz y armonía, mas de una vez el farero se ha visto amenazado por sus subordinados, dejando constancia en la bitácora del faro y suplicando le fuesen substituidos sus ayudantes por temor a no amanecer vivo , hay que decir que este fué un caso infrecuente.

Existe un faro en Tasmania , el faro de la Isla de Swan, o sea del cisne, que fué construido por presos , también los ayudantes eran convictos que ,colaborando en su mantenimiento, podian así redimir su condena.

La disciplina era dificil de mantener por parte del farero , algunos presos se le amotinaban y fugaban , otros provocaban naufragios para apoderarse de los viveres, y pronto, el gobierno se hizo eco de las quejas de los fareros y suprimió ese tipo de perfil, dejándo el puesto de ayudante libre a hombres libres, valga la redundancia.

Sin embargo..... se tiene constancia de unos presos, del Faro de la isla de Swan , que por su buena conducta, sacrificio, valor y arrojo, ayudando tanto en el mantenimiento, como a las víctimas de naufrágios, redimieron su condena por expresa solicitud y recomendación del farero.

Yo me alegré de tener compañeras tan duchas en el mantenimiento y tan solicitas, en el fondo me dí cuenta que todas dependemos de todas y que llevar la bici mal mantenida puede convertir una estupenda salida en un cristo.

Por eso ayer cuando al salir a rodar unos kilómetros ,con mi flamante gps y este empezó a dar grititos, !!Mieeeec!..!!Mieeec!!..!!Miieeec! , importunándome cada dos segundos , me tuve que poner bajo las luces del estadio para intentar descifrar que es lo que me estaba diciendo, tarea harto difícil porque no suelo entrenar con las gafas de cerca, y cuando por fin vi lo que me decía "...base de datos de vueltas llena, elimine vueltas..."...me di cuenta que necesitaba un mantenimiento...... el gps....y yo , dado el mísero montante de kms que me hice en 47' ....de los que por supuesto no pienso dejar constancia escrita


6 comentarios:

Maria Fuster Foz dijo...

Todo eso está muy bien, pero ¿has llevado ya la bici al mecánico?

Anónimo dijo...

Asin que presos en Swan, o sease presos Cisnes. Cuanto sabes, cuanto aprendo....

Y ojito con escacharrar el JePerderSe que alguien te puede asesinar por ello.

Y, por último, me uno al otro comentario: Has llevado la Bici-cleta a arreglar????

Besos del Cisne,

Paco.

massaguer dijo...

Mira que arribes a ser descuidada,eh.
Això teu no té remei,si no ets ni capaç de posar gasolina al cotxe.

Vinga va espavila't i apunta't a un curset accelerat de mecànica elemental de la bici.

Santi Palillo dijo...

¡Ah! ¿pero la bici hay que limpiarla, no se límpian solas cuando llueve?, lo de los frenos si que convendría que lo mirase un doctor de bicicletas, más que nada para que no acabes con otro tipo de doctor.

Muy buena la luz que desprende este post.

Luigi dijo...

Es coneix algun cas de farera?

rivendel dijo...

Luigi Crec que si hi van haber...però aixó está pensat per unaltre història

MariaMaria gracia spor la visita, la bici está arreglada, sólo me falta recogerla
Massaguer jo a un curs de mecànica no hi vaig ni boja
SantiGràcias otra vez!

/* google Analytics */ /* End Google Analytics*/