domingo, 29 de abril de 2007

Los pequeños Svjetionik






Cuando decidimos, pasar la semana santa en Croacia, los habituales de siempre , tres de nuestra familia y cuatro de la familia Garcia-Boguñá, con las honrosas excepciones del hijo de unos ya independizado y del proyecto de arquitecta nuestra en periodo locura-pre-exàmenes, me dediqué a buscar todos los faros de ese país; cual no fué la sorpresa al ver que muchos de ellos se habian reconvertido en preciosos alojamientos rurales, lástima que la mayoria estaban en una isla y la estáncia mínima era de mas de 3 noches. Así las cosas me conformé con mantener la esperanza de visitar alguno.


En mi maleta llevaba por un lado, las zapatillas y la vestimenta de entrenar, con grandes ideas de trotar kilómetros y kilómetros de la costa Dálmata por la mañana mientras el resto de la tropa dormia, y por otro la lista de faros majestuosos e imponentes que pensaba visitar.

Según pasaban los dias, nos faltaban horas para asombrarnos con todo lo que veiamos, las cenas se alargaban en interminables tertulias de risas y charla, con las consecuencias derivadas de tener entonar por las mañanas medio dormida el consabido "Se va a levantar a correr Rita La Cantaora!" , (Rita la Cantaora , para los que no la conozcan, es esa persona dotada de una hiperactividad encomiable ,que parece ser hace todo aquello que nosotros no queremos hacer, y a la que imagino corriendo por mí los kilómetros y kilometros de costa Dálmata), y la de recortar algunas visitas a lugares por falta de tiempo, entre otras cosas los faros en islas.

Pero eso no me preocupaba lo mas mínimo, sabia que en cada viaje la sorpresa habia sido toparse de bruces con un faro, oir de repente a alguno de nosotros decir "mira Paz un faro", porque para los jóvenes del grupo soy la "frikie de los faros", como me bautizó Cris, y se pasan el rato buscándome alguno mientras paseamos y conducimos por las rocosas costas de Croacia.

Más atribulada me tenia lo de entrenar algo de alguna disciplina de ese deporte que se supone practico

La bici estaba descartada básicamente porque el instrumento necesario e indispensable, o sea la bici no la llevaba conmigo, y mira que habian carreteras y circuitos preciosos.
En la península de Istria, acercándonos a Rovinj, pueblecito costero mas allá de lo que precioso significa, nos cruzamos con un grupo de ruteros de bici vestidos igualitos, que me hicieron babear. Una vez en el pueblo los vimos tomándose su cervecita y sus pinchos, al igual que hacemos nosotras en nuestras salidas ciclistas.
Al caer la tarde después de la larga visita por sus calles y callejuelas, descubrimos con una mezcla de asombro y risa, las seis o siete equipaciones colgadas al sol, recién lavadas una al lado de la otra en un tendedero entre dos ventanas!

El agua cristalina y el fondo rocoso eran una pura tentación ,dicen que el Adriatico es el agua mas transparente y limpia del mediterráeno, pero no llevaba neopreno en el equipaje ya que no tengo, con todo tampoco estaba en mis planes lanzarme a nadar en aguas desconocidas, ya que fuera de la piscina sólo me tiro al mar por imperativo legal o sea en una competición y con todo me cuesta un montón.
Puestas así las cosas el aspecto deportivo y la farología brillaban por su ausencia.

En esas estaba al final del tercer dia, después de la larga visita a Split, del antiguo palacio de Diocleciano y de mil y un ricón curiosos , cuando al regresar a los coches aparcados cerca del muelle donde atracan los ferrys , diviso a lo lejos un faro en el rompeolas, no me lo pienso dos veces , le pido la cámara de bolsillo a mi hija Pati y dejo dicho que tardaré poco . Nadie se anima a acompañarme, los piés le arden a todo el mundo pués Diocleciano tenía un palacio muy grande el tío..... Y me lanzo a una loca carrera de 1km hasta el faro.

Resulta ser un faro chiquito, que señala la entrada al puerto y de un color verde precioso, abro la verja que tiene un cartel que imagino reza en perfecto croata , prohibida la entrada a personal no autorizado. A falta de nadie que me autorize, me autorizo yo misma a entrar , saco unas fotos antes de que me detengan y me hago la otra série de 1km, sudando como un pollo, sin zapatillas de amortiguación ni de gel ni de nada , sin camiseta dry-fit ni mallas de lycra, con unos simples tejanos, mocasines , blusa y arreando...

Al mediodia, a pesar de la incomodidad que genera en "el conde Vlad" o sea Esteban, nos gusta parar a comer bocadillos hechos por nosotros,con pan y viandas locales, en pueblos pequeños de esos que aún se asombran de ver llegar extraños, y así lo hicimos en Klenovica en un dia precioso; según bajabamos al pueblo situado al fondo de un acantilado, ví un faro y pensé que si se podia llegar a pié no se me escapaba.

Entramos a tomar café en el bar del pueblo, allí no hablaban mas que croata y el café lo pedimos con gestos.

Me acerqué a cuatro lugareños que estaban en la barra tomando el carajillo modalidad local, a preguntárles por el faro, no sabian que les decia y se reian mucho, pasé a comunicarme en políglota.... "faro" "far" Lighthouse" "phare" "farol" ..gesticulé con las manos para dibujar en el aire un faro y las risas fueron descomunales..a saber que estaban entendiendo que buscaba...

Regresé fustrada a nuestra mesa y Montse me dijo, -"hazles un dibujo"...cogí la libreta que llevabamos para anotar los gastos y arranqué una hoja, pensé en como coño, (pido perdón a los lectores) , dibujo un faro si los hay de todas formas y aspectos.... de repente , se hizo la luz, y no la de un faro, sino la de mi inteligencia, ya que a veces, pocas eso sí, se me ilumina, y ví las cuatro cosas que identifican a un faro para el común de los mortales y lo dibujé.

Fué enseñarlo a la peña croata que aún estaba con el carajillo modalidad local y sus ojos se iluminaron más aún si cabe , empezaron a hablar atropelladamente , me indicaron como ir, me dijeron que a 200mts y me anotaron el nombre del faro en mi dibujo.

Esta vez, Sergio se apuntó a venir conmigo, resultó que los 200 metros se convirtieron en un fartlek de casi 1,5 km, nunca pensé que los metros croatas fuesen seis veces mas largos que los nuestros.

Corrimos como locos por un sendero al lado del mar, luego por una península de roca hasta el pequeño faro de piedra, tenía unas escalerilas hasta el mar y escondidos detrás...una pareja de pipiolos a los que interrumpimos en sus quehaceres amorosos y que no nos guardaron rencor , prueba de ello es que nos hicieron una mágnifica foto.

Recuperado el aliento, fartlek de vuelta, el sol era de miedo y Sergio se quedó en "camiseta imperio" , yo me conformé con arremangarme y anudarme a la cintura el paravientos , sudamos el fartlek como cochinos , pero nos reimos un montón , me hizo ilusión compartir el mini entreno y el mini faro o pequeño Svjetionik .


Siempre he pensado que estos viajes familiares de Semana Santa, costumbre esta por otro lado heredada de mis padres, que nos llevaban por lugares para ver, conocer , aprender y sobre todo para convivir, son momentos únicos para huir de la rutina del día a dia y ocurre que casi sin darse uno cuenta, la história , las gentes,la cultura, los lugares que visitamos crean un lazo entre nosotros tan fuerte, que nada mas acabar cada viaje todo el mundo pregunta donde será el siguiente.

No veo otra manera mejor de describir lo que vimos que las fotos escogidas de mi santo que tan bién documentan el periplo croata.

Con este magnifico bagaje deportivo, de dos séries de mil y dos fartleks de mil y medio , encaré la semana siguiente, donde pude comprobar en mis carnes, las viejas y las nuevas adquiridas, que el resto del personal había entrenado más, pero eso forma parte de otra...pequeña história...






9 comentarios:

Paco C dijo...

Excelente crónica de un magnífico viaje que nació de la prolífica imaginación, el viaje y la crónica,de doña Rivendel. Gracias por hacerme recordar, con gracia, salero y emoción, esos días tan bien pasados. Sigo pensando que tendrías que retirarme a base de escritos, igual, si te pones, puedes crear una "catedral del faro" y hacerte (hacernos ;-) ) millonarios.

Salut,

Paco CT

Ironyoyito dijo...

Olè Mari Pau, aquesta història m'ha agradat molt, i has INTENTAT ;-))) lligar-ho tot molt bé.

Paco, las fotos son tan chulas como el relato. Fotografiar bien es una cosa que tengo pendiente, y que visto a la altura de la vida en la que estoy, lo más probable es que siga pendiente hasta mi próxima reencarnación (si la hubiere...). Muy bonitas.

miquel dijo...

Malgrat intentis disimular, l'entreno Croata estava molt ben planificat.

Entre série i série una "mica" de recuperació activa a base de deixar-se meravellar, menjar bé i viure millor.

El teu relat ha fet reneixer records del nostre periple per terres dàlmates. Gràcies.

Fins ara "friki dels fars" :D

massaguer dijo...

La veritat Mari Pau és que tens un do en això d'escriure,tens la virtut de fer-nos viure les coses més senzilles com un viatge de caire familiar en un seguit d'anècdotes i peripecies per anar a veure un far,jo sóc de la mateixa opinió que en Paco si t'hi dediquessis el podries retirar,per així ell poder dedicar-se a tirar fotos que ho fa de maravella.

Luigi dijo...

Aquests petits detalls fan grans els viatges

Gràcies per compartir-ho

Fotos excel.lents, molt pictòriques

rivendel dijo...

Paco, si hay que escribir un best seller toca ir a ver faros...tu verás...

Andreula reencarnació s quan els fills es fan grans, mira en paco si no que s'ha reeencarnat en Oukalele :·)

Miki m'en alegro que també us agradés Croacia.
Luigi com que ja ets un ultrafondista i jo una minifondista quasi no ens veiem :·)

rivendel dijo...

massaguer,compto amb tu per revisar el bestseller

Santi Palillo dijo...

Qué gran viaje y sobre todo que buena costumbre familiar, entre las fotos de Paco y tus palabras es como si hubiésemos estado allí también.

Procuraré traerte esas fotos carolinas doña Friki ;-)

juan pedregosa dijo...

Hola

Es curioso, tú haces la lente de primer orden y yo voy por túneles de cristal. No sé cómo diran túneles en croata pero nunca pensé que dentro del túnel había que saber enfocar y cuidar bien el objetivo, que es lo que haces.
Saludos y felicitaciones a tu santo también por las fotos croatas.

/* google Analytics */ /* End Google Analytics*/